top of page
  • Foto del escritorJorge B

LA DEMOCRACIA ESTÁ EN PELIGRO


Jorge Garcés B.


 

La Fiscalía llamó a juicio al expresidente Uribe por el presunto soborno de testigos y fraude procesal. Algunos consideran que existe relación entre el nuevo escrito de acusación y la recién posesionada fiscal, la doctora Luz Adriana Camargo. Entre otras cosas, porque la doctora Camargo, no sólo es muy cercana al ministro de Defensa, sino que ambos fungieron como “zares” anticorrupción en Guatemala.

 

Otros consideran lo contrario y argumentan que fue la misma Fiscalía de Francisco Barbosa la que designó a Gilberto Iván Villarreal como fiscal delegado a comienzos de año para asumir la investigación contra el expresidente Uribe.

 

Paralelamente, se presentó un proyecto de acto legislativo planteando una ley de punto final, aduciendo la necesidad de una “política del amor” y de “un acuerdo nacional por la verdad”. Lo cierto es que el ambiente está muy enrarecido y no hay duda de que estamos ante una gran cantidad de hechos, al menos muy inquietantes.

 

Por ejemplo, se escucha hablar de una constituyente, pero no como lo dicta la Constitución de 1991, sino mediante un “decreto de emergencia”, que se salte al Congreso y a la Corte Constitucional, según lo teme el expresidente Germán Vargas Lleras. El ministro de Justicia, el doctor Néstor Osuna lo niega, pero perfectamente lo podría estar redactando otra persona.

 

Al mismo tiempo, se propuso una ley de punto final o de impunidad absoluta. El Centro Democrático denunció ante la Organización de Estados Americanos (OEA) una persecución política en marcha y en contra de sus principales líderes. La senadora Paloma Valencia vaticinó el cierre del Congreso y Gustavo Álvarez Gardeazábal hace cuatro días mencionó en el Informativo del Guaico la posibilidad de una guerra civil.

 

Cabe agregar, que el Cauca está en estos momentos literalmente en guerra. Y desde la dirección de Prosperidad Social, el señor Gustavo Bolívar llamó a la rebelión en una clara y evidente, pero torpe participación en política. Por su parte, el presidente del Senado, el doctor Iván Name anunció que iba a denunciarlo y está dando la pelea para defender la institución que representa. 

 

Ahora bien, no estoy seguro si el llamado a juicio del expresidente Uribe tenga motivaciones políticas, de lo que sí estoy seguro es que tendrá consecuencias políticas. De tal manera que mi invitación es la de tratar de ver los hechos con rigor y desapasionadamente.

 

Un llamamiento a juicio no es una condena. La Fiscalía es un ente acusador y primero deberá vencerlo en un juicio justo. Además, entiendo que el juicio será virtual y público. Luego, será un juez de la República el encargado de garantizar el debido proceso y posteriormente fallar en derecho. Claro está, si antes no llegara a prescribir la acción penal en curso.

 

Por último, sería un exabrupto otorgarle poderes extraordinarios al presidente Petro para que eventualmente perdone judicialmente a quien él lo estime necesario. Colombia ha sido un país históricamente presidencialista y en el jefe de Estado se concentra un inmenso poder. Más poder para el primer mandatario sería un contrasentido.

 

Además, porque nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que está pasando en Colombia. La narrativa que pretende poner a pelear a ricos contra pobres y al pueblo contra “unas mafias”, podría desembocar en un golpe de Estado. 

 

LANZA LLAMAS:

 

Uno quisiera que en el Congreso la oposición saboteara menos y propusiera más, porque como lo indica Álvaro Forero Tascón, analista político de Blu Radio, el Congreso lleva muchos años sin hacer nada importante. Desde otro punto de vista, se podría argumentar que en el Congreso están tratando de impedir que el “cambio” acabe con las poquitas cosas que funcionan más o menos bien en el país de la belleza.


DOCUMENTO AUDIOVISUAL COMPLEMENTARIO:

 

LA DEMOCRACIA ESTÁ EN PELIGRO https://youtu.be/jCkw0RtqfnI

 

154 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page